ciencia,  Cultura,  Salud

Tratamiento con células madres abre un nuevo camino para encontrar la cura para el VIH

El estudio presentado por María Salgado y Javier Martínez-Picado Científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid este 16 de Octubre, demostraron un posible tratamiento que  puede erradicar este reservorio de VIH mediante un tratamiento de trasplante de células madre.

Todo comenzó hace unos  10 años, un paciente llamado Timothy Brown recibió un trasplante de células madre en Berlín, el cual tuvo un efecto favorable cuando observaron que el VIH había desaparecido de su cuerpo un tiempo después. Tras varios estudios, los investigadores creyeron ver la razón en una mutación del gen CCR5 delta 32. Esta hacía que sus células sanguíneas fueran inmunes al VIH, porque evita la entrada del virus.

A raíz de este descubrimiento Salgado y Martínez-Picado han trabajado con la idea de usar células madre contra el VIH, para descubrir un futuro tratamiento, por ende se realizó un nuevo estudio con 6 pacientes diferentes en Madrid. El análisis del reservorio viral mostró que 5 de 6 participantes tenían quimera donante completa en células T dentro del primer año después del trasplante, ADN de VIH proviral indetectable en sangre y tejido, y virus competente para la replicación no detectable (<0.006 unidades infecciosas por millón de células).  El único participante con virus detectable recibió células madre de la sangre del cordón umbilical con un régimen de acondicionamiento que contenía globulina antitimocítica, no desarrolló enfermedad de injerto contra huésped, y había retrasado el quimerismo estándar completo en células T (18 meses) con quimera mixta ultrasensible. La transferencia adoptiva de células T CD4 + periféricas a ratones inmunodeprimidos no produjo un rebote viral. Los niveles de anticuerpos contra el VIH disminuyeron con el tiempo, con 1 caso de serorreversión.

Lo que lleva este descubrimiento es  que  aplicando la terapia de células madres , de los cinco han eliminado la mayor carga del virus de su organismo, uno de ellos, incluso, ya no tiene restos de anticuerpo contra el virus, lo que indica que no hay rastro detectable de VIH. El sexto paciente dio positivo, debido a que recibió un trasplante de sangre de cordón umbilical, a diferencia del resto, que fue de médula ósea, el cual tarda mucho más tiempo en reemplazar todas sus células por las células del donante.  Por lo que dio como resultado una profunda reducción a largo plazo en el reservorio del VIH. Factores como la fuente de células madre, el condicionamiento y un posible efecto de “reserva de injerto contra VIH” pueden haber contribuido. Comprender los mecanismos involucrados en la erradicación del VIH después de allo-HSCT puede permitir el diseño de nuevas estrategias curativas.

El tratamiento NO elimina en sí mismo el virus, sino que reemplaza las células que hacen de reservorio. Además, el estudio todavía está en sus primeras fases, los pacientes a pesar de no presentar el virus en su cuerpos, deben seguir tomando antirretrovirales hasta comprobar su éxito total, los investigadores habrán de comprobar que los resultados se mantienen favorables un vez se retire la medicación y permanezca eliminada la presencia del virus.

¡Ya estamos un paso más cerca de lograrlo!

Si quieres saber mas con respecto el experimento aquí te anexamos el articulo del estudio :

Mechanisms That Contribute to a Profound Reduction of the HIV-1 Reservoir After Allogeneic Stem Cell Transplant

Please follow and like us:

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *